Entrevista a Belén Navarro Rabanaque, directora de PoloPelo

20/09/2010
"Convertir cada día en algo especial te empuja a la búsqueda y a la experimentación"

Créditos PoloPelo: Andrea Bardini, Belén Navarro, Mario Casarella, Sandry Migallón, Jenny Rincón, Mª Carmen Sánchez, Faku Aguirre, Sandra Blázquez | Maquillaje: María Rodríguez | Vestuario: Mario Casarella con prendas de Paris Vintage, Hackett London y Mercé Munné | Atrezzo: Denis Gutiérrez, Álex Sanz y David Secall | Actores y modelos: Natalia, Sarah, Rebeca, Annik, Gerson, Sandra y Ángel | Música: Jesús del Cerro (Strickly Doom) | Agradecimientos: Teresa Verdaguer, Jordi Doménech, Atomics Car Club 

Artículo cedido por Tocado | Maquetación web: Laura Bermúdez


     
Todos para uno y uno para todos. Así funcionan en PoloPelo, al compás de una batuta que hace tiempo que se mueve prácticamente sola y con un ritmo muy propio.

En este equipazo son, además de peluqueros, personas inquietas, un rasgo que les permite embarcarse en proyectos multidisciplinares y arriesgar en cada uno de ellos. Lo último que se les pasó por la cabeza fue montar un fashion film que explicara su última colección, Trashchic, en un viaje creativo y con resultados que cuentan mucho más que peinados. Schhhhhhh… Silencio, se rueda.


-¿Hacer una colección inspirada en la cultura trash nace por un instinto de provocación?
Por supuesto. El movimiento trash nace como una reacción de la sociedad que lucha por escapar de los estereotipos que nos marcan, por la individualidad. En este sentido, llama particularmente la atención esa franja de jóvenes que rinde culto a su espíritu rebelde a través de looks fuertes. Lo trash es accesible, divertido, eminentemente democrático y anticonformista.

-¿Qué hay de bello en lo feo?
Muchísimas cosas. Cuando algo es bello por naturaleza es evidente, pero lo feo es un reto al que poca gente da una oportunidad. Para nosotros, representa ver más allá, encontrar su esencia y su personalidad. De todas formas, se podría discutir mucho sobre el tema porque ¿quién tiene el poder de decidir lo que es bello y lo que no? Cada uno posee una percepción distinta.
  
 
-¿A qué tipo de público creéis que puede seducir Trashchic?
A la gente que lucha por ser diferente, que no quiere seguir la corriente, con personalidad propia, con la mente abierta.

-Trashchic se ha articulado en torno al fashion film que habéis producido. ¿Era la primera vez que elaborábais un material de este tipo?
Hemos trabajado muchas veces en este campo, pero con proyectos externos a nuestra marca, en áreas como la dirección artística y la asesoría de imagen. Sin embargo, este proyecto ha nacido del corazón de PoloPelo. Lo hemos realizado a nuestro gusto, con la ayuda de expertos que han sabido captar nuestros propósitos como, por ejemplo, la productora Pellejo Films.

-¿Por qué os decidisteis a hacer una producción audiovisual?
Como siempre, buscábamos hacer algo distinto, que nunca o casi nunca se hubiera hecho en peluquería. Estábamos cansados de presentar las colecciones de la forma habitual y creemos que el audiovisual es el medio de comunicación perfecto para promocionarnos a través de las redes sociales. Además, nos embarcamos en este proyecto porque nos encantan los retos.

-¿Qué se explica en el fashion film?
Un encuentro con el tiempo futuro que contribuye al progreso de la humanidad, dando vida a los lugares muertos de un futuro caótico, donde sólo los fuertes sobreviven, con elementos, costumbres y lugares del pasado y el presente. Es una expresión pura, una tribu, una rutina que puede ser interpretada fácilmente y que nace de las necesidades, percepciones, actitudes, intereses y opiniones individuales.

-¿Qué ambiente se respiraba durante la grabación?
De diversión, cooperación. Teníamos muchas ganas y eso se nota. Realizar trabajos así y que, además, sean propios siempre motiva mucho. Acabamos cansadísimos, fueron muchas horas y necesitamos mucho tiempo de preparación antes del rodaje. Pero, sobre todo, se respiraban las ganas de sorprender.

-¿Cómo fue trabajar en exteriores, en un espacio nada parecido al de un estudio o una peluquería?
Fantástico. Realmente cualquier persona que lleve años trabajando en oficios tan creativos como el nuestro, agradece enormemente cambiar de escenario, lejos de las cuatro paredes en las que normalmente te encuentras. Notar el aire fresco y realizar un trabajo diferente te hace escapar de la rutina y te oxigena. Te carga las pilas.

-En vuestra página web se puede leer una frase de Man Ray que dice: “No hay nada más bello que lo auténtico. Sólo lo auténtico es digno de ser amado”. ¿Resume esta frase el pensamiento de PoloPelo?
Sí, es una de las frases que mejor nos define. Lo auténtico es lo único que perdurará y que no te fallará nunca porque es real; en lo auténtico no existen las máscaras.

-¿Qué implica para vosotros escaparos de convencionalismos?
Convertir cada día en algo especial te empuja a la búsqueda y a la experimentación.

>> "Lo trash es accesible, eminentemente democrático y anticonformista"

-Los trabajos de PoloPelo se distinguen por tener un claro componente coral, en el que todo el equipo se implica en el proyecto. ¿Qué os reportan a nivel colectivo estas colaboraciones conjuntas?
Infinidad de cosas. Somos un grupo de 10 personas con muchas inquietudes y, además de trabajar en el salón, cada uno de nosotros investiga en campos como la moda o la fotografía. Para esta colección, pudimos desarrollar nuestros hobbies de forma individual. Por ejemplo, Mario se dedicó al vestuario y Faku a la fotografía. Siempre es bueno saber potenciar al máximo las actitudes de cada uno. Al hacerlo, te das cuenta del gran equipo que formamos.

-PoloPelo está situado en una de las zonas más modernas de Barcelona. ¿En qué momento creéis que se encuentra esta ciudad a nivel de tendencias y moda?
Como moda de calle, Barcelona es una ciudad en la que nacen muchas tendencias. Últimamente, hemos percibido un desarrollo considerable del movimiento vintage, originado por jóvenes a quienes la situación económica del momento les ha impulsado a rescatar piezas de hace décadas. Con esto no quiero decir que todo el movimiento vintage sea de economía reducida, ya que también hay gente que se gasta barbaridades en piezas únicas.

-¿Qué es lo mejor de trabajar en un salón como PoloPelo?
Es difícil elegir una sola cosa, pero personalmente me quedo con la libertad total de poder abrir tu mente y plasmar lo que realmente tu creatividad es capaz de proyectar.

-¿Qué es lo más cool que habéis visto últimamente?
El festival de videoarte Loop, uno de los más importantes a este nivel y que atrae a infinidad de artistas emergentes y reconocidos a nivel nacional e internacional. También me quedo con el debate-conferencia “Vintage 2010”, realizado en el IED y en el que ha participado nuestro compañero Mario Casarella.
 
 
-¿Qué personajes marcan en la actualidad la moda?
¡Muchos! Del cine, Tom Ford, Tarantino, Apichatpong Weerasethakul (su última cinta, Tío Boonmee, ha ganado la Palma de Oro 2010) o Sophia Coppola. Del mundo del arte, nos influyen la dibujante Miss Van y el escultor Jeff Koons y luego están iconos del cine y la moda como Tilda Swinton, Marion Cotillard, Charles Guislain, Lara Stone o Chloë Sevigny.

-¿Qué tipo de looks son los que más os piden en la peluquería?
Pues la verdad es que hay de todo, pero lo que intentamos siempre es personalizar el trabajo lo máximo posible. La moda nos lleva a unos looks mucho menos estridente que antes. Todo tiene más glamour, es más elegante, lo que no quiere decir que no sean estilos vanguardistas.

Si quieres ver el fashion film de Trashchic, lo encontrarás en la siguiente dirección: http://vimeo.com:80/11445323


> Además > Últimas noticias Peluquería